16/10/12

Así no

A pesar del ruido que se viene produciendo desde hace más de un mes en torno a la propuesta del presidente de la Generalitat, conviene recordar que aún existe, siempre existe, un espacio alejado de las trincheras donde se retroalimentan la política mediatizada y el periodismo exacerbado.

Basta con fijar la mirada en Escocia. ¿Se han vuelto locos escoceses y británicos por sentarse, dialogar y pactar? El filósofo alemán Jürgen Habermas llegó a la conclusión, tras la segunda guerra mundial, de que el diálogo honesto y constructivo es la mejor vía para esquivar a la violencia y alcanzar acuerdos en sociedad, que por su naturaleza es y debe poder ser plural.

Pero el enfrentamiento como hábito y esa querencia cómoda por que el ruido forme parte de nuestro paisaje chocan de frente con cualquier intento de diálogo. Es una opción que no tiene sentido en el panorama actual, no cabe. Y en este contexto tiene sentido preguntarse si unos y otros están en disposición de reflexionar y de tomar decisiones pensadas de forma sensata más allá de movimientos tácticos más o menos acertados.

*Este blog ha cambiado de dirección, entre aquí